Why does God always need money?
Domingo Mayo 17th 2009, 16:14 pm
Archivado en: Around the world ...,How far Japan...

This intense weekend seems to be like several quotes of Simpson san (Homer). The first one, that is the title, comes from my new discovered hobby of looking for shintoist shrines and buddhist temples. I discovered one of each close to the institute, and visited several times, but i wanted to go to the crowded ones in Tokyo. So there i went. Yesterday was the turn to visit two small shinto shrines, totally empty, and very relaxing and peaceful, as supposed to be. Surprisingly, there are noisy temples, and this counterpart has a name: the Asakusa buddhist temple. I went today, on Sunday, and in addition to all people that visit this place every day, today was an matsuri, or shinto festival. There were several procession of different groups, quite noisy, clapping hands and ringing bells, trying to communicate with gods. Crossing the crowds and going inside the Asakusa temple, you can find an amazingly big market inside, which sells everything, from amulets to food, all kinds; and inside the temple, there are huge boxes to throw coins inside (in the main door), and in front of the Kannon ‘chapel’. There’s lots of people throwing coins (10Y, or more, even notes of 10,000Y) ,so you have to be careful with the flying money, and after they can light a candle or get a kind of luck prediction shaking a box full of sticks and getting one. I wanted to go inside, but i wasn’t allowed. (so Buddha and Kannon need money, but don’t love ‘gaijin’, i guess).  After leading my steps to the gate, i found a ‘kabuki’ (maybe ‘no’? (traditional japanese theather play) ) ,but was about to rain,so i left the crowded-noisy temple, and led to Akihabara, the electronic town. In sunday, this is not so fun, not so many people in there…

The second Simpson-san’s quote, or better say, whole episode, was the fugu restaurant on Friday. My japanese colleagues planned a day hiking, but cancelled by the weather forecast that predicted rain, we decided to go to a ‘fugu’ restaurant. ‘Fugu’, or puff fish, is that kind of fish that inflates like a balloon, and eating it, if not prepared properly, is poisonously lethal.  Fortunately, this wasn’t like that episode, that Homer dies and goes to heaven; we’re still here. The fugu menu is a real show, a display of different ways of preparing it: first, the skin is served, after that the sashimi, the fugu tempura, and a kind of stew made of everything: fugu, adding potato crystal noodles (totally transparent, very cool) , tofu, and rice and egg in the end. That’s a lot of food!! So after eating and wondering when the effects will come, we were told that just the wild fugu are poisonous, as it comes from the food that they eat. So, for celebrating life, we went for beers (Cruzcampo) to an spanish bar (again, the idea wasn’t mine), and these japanese guys ordered jamón, tiny plate with an oh-supposed jamon iberico that,of course, wasn’t iberico at all, but serrano.



Una torii, dos torii, tres torii…
Sábado Mayo 09th 2009, 13:09 pm
Archivado en: Around the world ...,How far Japan...

Bueno, esta mañana fui a pasear desde el observatorio, hasta la estación de Musashi-sakai (eki). Ha hecho un sol reluciente, y buena temperatura, con 27ºC, sudando como cerdito (perdón, ya no se puede decir cerdito, así que diré ‘A’). Ahora se entiende bien lo del paraguas de las japonesas: para la lluvia como ayer, o para el sol a plomo como hoy. He visto mi primer templo sintoísta, de madera, pequeño y renovado. Yendo a la estación (camino más largo de lo que pensaba), he encontrado otro templo, de piedra, grande y con varias puertas: las torii. Al pasarlas, llegas al edificio principal del templo, con unas campanas en forma de cascabeles con gruesas cuerdas rojas. Para pedir algo/orar/saludar a los dioses de la naturaleza japoneses, hay que tirar de la cuerda, dar 2 palmadas (tb había leído que dar 2 vueltas sobre ti mismo), y reverencia. En el segundo edificio había un dios Inari (zorro) con las ropitas rojas, un poco descuidado, pero estaba bien. También llama la atención todos los carteles de Tokyo candidata olímpica a 2016, la rival de Madrid. A ver si gana Tokyo, que si no, al agujero negro de la M30 todavía sin pagar se le unirá el de las olimpiadas…bufff…

Después de la visita sintoísta, llegué al tren, hacia el centro de Tokio. Al salir de alli, ves que ya estás en el distrito Marunouchi y todo es maru: maru-zen, maronouchi hotel, … tras un paseo por el Marunouchi-cube, me fui a los jardines del palacio imperial. 2 jardines zen, senderos, caminos botánicos… y turistas!! Bastante ‘gaijin’ (extranjeros) por allí!! En 3 días, en Mitaka,e incluso en Shinjuku, yo me preguntaba dónde estaban los gaijin, porque no se veían tantos ojos redonditos… supongo que sí que hay, pero en 120 millones de personas, se diluyen hasta casi no dejar rastro y aparecer en los sitios más turísticos de Tokio.

Tras el paseíto por los jardines, un poco de exploración por los grandes edificios de Nihonbashi y de Ginza. Ginza es el sitio donde se hacen las fotos más conocidas, una gran avenida con un montón de tiendas carísimas y luces de neón por la noche. Había Kimimoto, el de las perlas,junto con Lladró, Cartier y Zara en un popurrí variado. Como curiosidad en precios, en Zara casi todo valía unos 10.000 yenes (casi lo mismo que pesetas), en otros almacenes, la zona gourmet tenía ‘pimientos del piquillo de Navarra’, que costaba 1200 yenes la latita pequeña, …  (exportamos y nos forramos!) y en Lladró no he mirado. También, a la vuelta en la tienda de kimonos, las batas más sencillas cuestan 75000 Y.

Para ver a la japonesa y al japonés en su salsa, hay que ir a Mitsukoshi y a un soba shop. En Mitsukoshi, que es como un corte inglés de bastante pasta, está lleno de japonesas (y extranjeros, con algunos japoneses supertrendy buscando lo último), y la gente va muy arregladita allí (he visto a 3 señoras con kimono).Para hacerme a la idea, con 2 plantas y una buena aglomeración, ha servido. El japonés medio se le suele encontrar en las sushi shop y en las soba shop: tiendas de noodles. Así que me ido a escuchar cómo se sorben los noodles, qe pa’tó’ hay que tener arte, y a mi eso no me saldría, y me he conformado con un plato de arroz con carne, huevo y verduras (algo que no hubiera que sorber). Y yo me pregunto: las japonesas no comen? (fuera)?

Ah, y el famoso tema de debate: los WC japoneses. No…todo lo que nos han dicho es sólo una parte… El water típico japonés es una letrina en el suelo, como las turcas, pero más estrechas, y un grifo. En la soba-shop he experimentado el wc con calefacción… que sí que existe!  Qué agradable con casi 30ºC fuera…



Primer día en La Urbe
Viernes Mayo 08th 2009, 13:52 pm
Archivado en: Around the world ...,How far Japan...

Bueno, al levantarme hoy fresca y lozana tras dormir 17h, me dio tiempo a ir a desayunar-no ha parado de llover desde que salí a las 7am-, a hacer la compra ( la única pregunta crítica en japonés fue, según me tradujo la otra cajera, que si quería calentar la bento-box,el pack este de comida). Fui de nuevo al instituto, y como había poco que hacer, me fui a la embajada española a registrarme y pillar el voto por correo, para lo que me tuve que adentrar en ese monstruo llamado ‘Metro de Tokyo’. No es complicado, pero es bastante caro, ya que cada línea te cobra un ticket por separado (200 yenes por ticket). Cuando he cogido uno combinado y una de las máquinas se lo ha tragado, he ido a reclamar al señor cashier… que sólo hablaba nihongo, así que pa’qué.  Otra de las veces cogí un ticket de una línea que era para otra, pero te devuelven la pasta y te dicen que eches 50 yenes más. Al final, llegué a Roppongi-ichtome, donde está la embajada, y me volví para Shinjuku, a ver si encontraba un adaptador eléctrico. Shinjuku, la parada de metro más concurrida del mundo… Fear not!! Sólo hay que salir ahí, y las luces y la gente te marcan los sitios interesantes. Están los rascacielos impresionantes, y entre unos y otros, las tiendas de cámaras de Shinjuku, tan pequeñas, ruidosas y abarrotadas, pero… es la gran ciudad y me encanta! ‘The bigger, the better’ es un lema muy aplicable a las ciudades: incluso rodeada de millones de japoneses, no dejas de sentir que hay algo que hace sentir muy cómodos a todos ahí, incluso si hay prisas, o si la cultura y lengua no es la misma. Me fui a comer a un sushi bar, los maki estaban, cómo no, superricos, y luego, a ver tiendas. Una cosa curiosa de Shinjuku, no sé si del resto de Tokyo, es que no dejan fumar en cualquier parte de la calle. He visto una aglomeración de gente, y me he fijado que todos estaban ahí fumando … Luego, la vuelta a la tranquila Mitaka, con sus parques y todo su verdor,-momento bucólico: el arcoiris, con un montón de japoneses haciendole fotos como locos- …y una starparty esta noche en el observatorio… que han suspendido por la lluvia.



La caída en el imperio del Sol naciente
Viernes Mayo 08th 2009, 13:22 pm
Archivado en: Around the world ...,How far Japan...

Bueno, la llegada a este país se dio bien. Tras la llegada a Londres con un montón de horas de espera, controles, cambio de euros a yenes (estas señoras de las Inglaterras, tan majas (sólo a ellas y a mi madre les permito que me llamen ‘sweetie’ ya casi en los 30, jeje) y cosas varias, tomé el avión, con casi 11h, que me llevaría a Tokio. Un avión con la comida casi tan buena como la de la Qantas, y con banda sonora de Nickelback, AC/DC y RHCP, sobando casi todo el tiempo, llegué a Tokyo. En el aeropuerto, los formularios de la gripe, de entrada, de aduanas… tras todo ese trámite, y  comprobar que el flamante movil tribanda no recibe ná’, pillo el tren para llegar al observatorio, el Narita Express. Incauta de mí, que pensaba que era Shinkansen (tren bala), pero no, es tren de los normales, con esa velocidad punta que sólo llevan los trenes holandeses, y tardamos 2 h en llegar a una de las principales paradas de Tokio, Shinjuku, atravesando arrozales y rascacielos. El inglés de los japoneses hasta ahora no iba tan mal; hasta que pregunto en Shinjuku el andén de la línea que lleva a Mitaka y me dicen muy convencidos ‘pratfor ereban’. Pues allí que me voy, habiéndome quedado casi igual, cuando la luz se enciende (el curso de japonés ha servido para entender el inglés de los mismos: si ‘erebeta’ es ‘elevator’, ‘ereban’ es ‘eleven’ (11)) Bien!! Pues allí que voy al ‘ereban’, y tras llegar a Mitaka, tenía que pillar un bus. Tan reventada estaba que me pillé un taxi (placa verde, los legales), y cómo no, el taxista ni papa’inglés, así que solté un ‘Ten-mondai, kudasai’, (observatorio, por favor), y funcionó!! Ese es el truco con los japoneses: si es inglés (o mi nihongo, que no da pa más), que sea escueto, que si no, se aturullan.

Tras llegar a la residencia del Observatorio (tengo unos 10m2 de hab, no está tan mal), duchita, voy a visitar a los compis japoneses, y todo muy bien. Me vuelvo a echar siesta (prometí que me levantaría en 2h, y acabé durmiendo 17h), ..hasta hoy …



Updating for Japan
Sábado Mayo 02nd 2009, 22:40 pm
Archivado en: Around the world ...,How far Japan...

Bueno, hay que ir actualizando esto para la aventura de este año que empieza en 3 días, i.e, Japón. Aquí colgaré las aventuras y desventuras de una ‘gaijin’ incauta en Mitaka, Tokio. Con suerte, podré poner fotos, si al fin las herramientas de esta web funcionan.Stay tuned! Shitsurei!!  み んな    の  にほん  !!